25-anios-2-2.png
El Borges en casa
Daniel Merle
¡Manchando papeles con acuarela!
7.jpg
3.jpg
los-blancos-de-villegas.jpg
6.jpg
2.jpg
20.jpg
16.jpg
11.jpg
roca.jpg
img20200212-17550889.jpg
4.jpg
5.jpg
17.jpg
22.jpg
21.jpg
13.jpg
19.jpg
18.jpg
Compartir

“El pasado se inscribe en el presente de una manera tan evidente que no me deja dormir y tengo que volver a manchar hojas y hojas para tratar de comprender”.
Daniel Merle

 

Daniel Merle
¡Manchando papeles con acuarela!

Fotógrafo, docente, curador y editor, Daniel Merle es sin duda considerado una autoridad en la materia. Estudió brevemente bellas artes, si bien recurrentemente regresó a su pasión por la fotografía, una pasión que conserva desde los 12 años. A principios de los años 90´ trabajó para la agencia de noticias Reuters como fotógrafo y luego como editor. Desde 1994 trabajó durante tres años como editor de la Revista Viva del diario Clarín y desde 1979, empezó a trabajar en el diario La Nación, donde llegó a ser editor en jefe de la revista dominical. Merle colaboró con el New York Times. Fue jurado de preselección del premio World Press Photo y jurado del concurso de selección para el Master Class de Latinoamérica, organizado por ellos. Cursó la Maestría en Artes Visuales en la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Y, si…,varios de ustedes se estarán preguntando a esta altura si el Daniel Merle que presenta sus acuarelas en este espacio, es el mismo cuya extensa trayectoria en la fotografía y el periodismo acabo de describir. Y bueno…¡si….es el mismo! Nada más atractivo que encontrar nuevas facetas en un artista; dejarse sorprender por nuevos aspectos en su obra, en especial cuando uno cree que ya todo está dicho.

En esta oportunidad y como una suerte de catarsis a partir de sus lecturas sobre la historia argentina, Merle comenzó a “manchar papeles con acuarelas”, como el mismo describe. Él ya había comenzado a estudiar las consecuencias políticas, económicas y sociales en los pueblos sometidos; más puntualmente en cuanto a lo referido al exterminio del indio en nuestro país durante la Campaña del Desierto de 1879, llevada adelante por Julio Argentino Roca.

Su foco en estas obras, tal como lo explica él mismo, es el de poner imágenes allí donde no las hubo, más allá del registro oficial autorizado por el Estado. Claro está que Merle no tan solo plasma imágenes de los hechos. A no dejarse confundir por aspecto sensible de su pincelada o la paleta de colores que utiliza, a veces en combinación con fragmentos que recorta de fotografías históricas (punto de partida de su obra), o con textos descriptivos agregados. No olvidar que Merle es un estudioso de la imagen, hasta en los más mínimos detalles. Merle desmenuza tanto “lo que se ve como lo que no se ve” en ellas, como si en ese acto pudiera hacer un revisionismo histórico de los hechos. Su serie actual de acuarelas y collages que presentamos aquí, se presenta sin duda algo cargada de ironía y del propio pensamiento del artista sobre esta etapa de la historia. Su rechazo por toda forma de aplastamiento sobre el ser humano y su espíritu democrático se evidencian. Estos rasgos se observan en algunas de sus obras, donde se observa por ejemplo una cierta intencionada desproporción de algunos personajes históricos (la figura de Roca de pie sobre un escuálido caballo); en otras, se evidencia un aspecto caricaturesco o bien otras están cargadas de mensajes subliminales, como aquella donde se ve un joven de aspecto actual, arrojando “rocas” en una suerte de manifestación pública, donde las rocas son ni más ni menos, que fragmentos rotos de la cara del mismísimo Julio Argentino Roca. Así también, la figura de Ceferino Namuncurá (el indio manso de origen mapuche), aparece flanqueada por un militar armado que saluda afablemente al espectador con su brazo en alto y un fusil sostenido en su otro brazo (¿reminscencias de una selfie contemporánea?). Estas son algunas de las obras de Merle que parecen querer “desocultar lo oculto”; bajarle el pulgar a íconos históricos, empujándonos a revisar la historia. Se trata en este caso de la icónica figura de Julio Argentino Roca, Presidente de la Argentina en dos oportunidades: un nombre cuya sola mención provoca la admiración de seguidores y la indignación de detractores.

Destaco la particular alquimia generada por Merle en su obra, donde mezcla pasado y presente en un combo histórico que parece no tener fin, sino mas bien, una alquimia donde la transformación está sujeta a una sucesión encadenada de hechos, donde el pasado influye en los hechos del presente!


Virginia Fabri